PRESENTACIÓN DE 'LUCES ROJAS' EN SALAMANCA

PRESENTACIÓN DE 'LUCES ROJAS' EN SALAMANCA

Rodrigo Cortés: "Las películas no sólo deben dar respuesta, sino plantear preguntas"

Rodrigo Cortés ha presentado en Salamanca su último trabajo cinematográfico, 'Luces Rojas'. El director gallego no está nervioso ante el estreno en España el próximo 2 de marzo, pero si se mostró "espectante y muy ilusionado".

Rodrigo Cortés en la presentación de 'Luces Rojas'

El director Rodrigo Cortés, ha presentado en Salamanca su último trabajo cinematográfico, 'Luces Rojas'. Se ha mostrado convencido de que las películas "no sólo deben dar respuestas, sino plantear preguntas" y de ahí que su cinta deje la vía abierta sobre los dos lados de la discusión paranormal.

Así lo ha señalado el realizador de 'Buried' en un rueda de prensa en la que ha reconocido no estar nervioso ante el estreno en España de su filme, el próximo 2 de marzo, aunque sí "expectante y muy ilusionado".

'Luces Rojas', con un presupuesto de 12 millones de euros y rodada en su mayor parte en España, es una película en la que dos investigadores de fraudes paranormales, la doctora Margaret Matheson (Sigourney Weaver) y su ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy), estudian los más diversos fenómenos metasíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento.

Simon Silver, personaje interpretado por Robert De Niro, legendario psíquico, reaparece después de treinta años de enigmática ausencia para convertirse en el mayor desafío mundial para la ciencia ortodoxa y los escépticos profesionales.

Cortés ha sostenido que para hacer su nuevo trabajo, tercero tras 'Concursante' (2007) y 'Buried' ("Enterrado") (2010), tuvo que sumergirse "en investigaciones y en documentación compleja y profusa sobre los dos lados de la discusión paranormal: el racionalista y el de los creyentes".

Como director, ha subrayado que le interesaba "provocar, desafiar y desubicar constantemente al espectador" y en este sentido ha sostenido que la opinión de éste "varía a lo largo de la película, de manera que llega un momento en el que no sabe qué pensar y comienza a desconfiar de la información que recibe".

Precisamente, esa circunstancia era la que le interesaba a Cortés desde "el punto de vista personal", según ha manifestado, dado que no quería "imponer una tesis al espectador, sino dejar determinadas vías abiertas para que él decidiera".

"Todo en la película es ambivalente e incluso las manifestaciones más espectaculares tienen la vía abierta a las dos interpretaciones posibles: la sobrenatural y la puramente física", ha apostillado. El director, que ha aseverado que "no fue fácil, pero sí absurdamente rápido" contar con Robert de Niro en el reparto de su película, ha reconocido que cuando se escribe un papel como el del personaje Simon Silverm, no piensas que "lo va a hacer De Niro".

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.